Lunes 30 de Marzo de 2020

Mundo Obrero

La empresa Trenes Argentinos pone en riesgo la vida de trabajadores y usuarios en el Sarmiento

Martes 24 de Marzo de 2020
© La Izquierda Diario

Los ferroviarios toman medidas contra la empresa estatal Trenes Argentinos en el Sarmiento, quien viene desconociendo el reclamo por condiciones de seguridad e higiene para trabajadores y usuarios, en medio del coronavirus y el dengue.

En momentos que estamos cerrando esta nota, nos enteramos de que la empresa Trenes Argentinos, no sólo no cuida a sus trabajadores y usuarios, sino que ahora pretenden inculpar judicialmente a los delegados de la línea Sarmiento, por “delito contra la seguridad pública”. Seguiremos informando, mientras en esta nota podrás enterarte el verdadero reclamo de las y los trabajadores del Sarmiento.

Sin dejar de garantizar las guardias mínimas para lograr el funcionamiento óptimo del servicio, de acuerdo con lo estipulado por el gobierno, trabajadores y trabajadoras de las áreas de banderilleros, centro de atención al pasajero, evasión y boleterías de esta línea ferroviaria han decidido, avalados por el cuerpo de delegados, realizar en sus hogares el periodo de aislamiento social.

Desde La izquierda Diario venimos recolectando testimonios en cientos de lugares donde, quienes tienen que seguir desempeñando sus tareas, se ven privados de las medidas necesarias de seguridad e higiene como así también de quienes se organizan para exigir a sus empleadores estas condiciones en sus puestos de trabajo.

“La irresponsabilidad de la empresa es doblemente grave. Por un lado, expone la salud de los trabajadores y trabajadoras ferroviarios y nuestras familias sin otorgar los insumos básicos y elementales, y por el otro la de miles de usuarios entre quienes se destacan las y los trabajadores de la salud que, como si fuera poco, son los encargados de cuidar a la población en medio de un sistema de salud desfinanciado y colapsado”, comenta con preocupación uno de los trabajadores de la línea ferroviaria.

En esta oportunidad, también pudimos entrevistar a trabajadoras banderilleras y de evasión de la Línea Sarmiento, que para cubrirse de persecuciones no quieren dar sus nombres.

LID: Entendemos que ustedes vienen con exigencias de larga data. ¿Cuáles eran esos reclamos?

“Mucho antes de que se declare emergencia por Covib-19 en Argentina, desde el sector de banderilleros veníamos reclamando a Trenes Argentinos que nos corten el pasto en las barreras y entreguen repelente, por el tema del dengue. Cuando surgió lo del Coronavirus, empezamos a solicitar por radio grupal a la empresa que nos entregue insumos de desinfección y protección (lavandina, alcohol en gel, guantes, barbijos, etc.) Paralelamente nuestros delegados enviaron varias notas a jefatura exigiendo lo mismo, pero no hubo respuesta. Lo único que recibimos en cada barrera por parte de Trenes Argentinos fue medio litro de cloro y un poquito de jabón líquido en botellas de gaseosa, sin rotular ni nada, un desastre”.

“Si bien en nuestro sector logramos avances luego de muchísimos reclamos y exigencias a la patronal respecto a las condiciones de trabajo y salubridad en las garitas de los pasos a nivel donde trabajamos, aún quedan varias sin cloaca y agua corriente. En nuestro trabajo estamos continuamente expuestos, porque trabajamos en la calle, bajo la lluvia, el sol, con frío o calor y en contacto constante con la gente. Por todo esto, venimos reclamando el mantenimiento de la zona de vía, el corte de pasto por el dengue, repelente. Desde que fue declarada la pandemia el 11 de marzo, estamos pidiendo los elementos de seguridad indispensables para trabajar de forma segura, como alcohol en gel, jabón líquido, desinfectante, lavandina, alcohol, barbijos, una serie de productos que la empresa debería haber garantizado desde un principio y no lo hizo. Es insostenible la actitud que la empresa tomó hasta el día de hoy a pesar de todos los reclamos por escrito de nuestra parte”.

LID: ¿Qué posición tiene el sindicato?

“La posición del sindicato, ósea, la Unión Ferroviaria Verde, fue ignorar el destrato hacia lxs compañerxs y hacer silencio. Por otro lado, nuestro cuerpo de delegados de la Unión Ferroviaria Bordó fue el que llevó adelante los reclamos y tomó la decisión junto a lxs compas de no tomar servicio y cumplir la cuarentena”.

LID: ¿Como es la situación en otros sectores?


“Limpieza, guardas y motorman, tomaron medidas como la retención de tareas hasta que la empresa les entregó los elementos de desinfección y protección. Y actualmente están trabajando para garantizar el servicio de trenes”.

“Creo que también sería importante que podamos organizar los reclamos y demandas de cada sector y tener en cuenta también a los de las empresas tercerizadas que no tienen la cobertura del sindicato”.

LID: ¿Qué resolvieron hacer ahora?

“Nosotros empezamos a decirle a los delegados que no éramos personal esencial para el funcionamiento del tren y que no tiene sentido que estemos expuestos ya que nuestra tarea es el control de evasión. Lo mismo pasa con otros lugares como banderilleros, boleterías o el centro de atención al pasajero: en ningún caso interfieren en garantizar el servicio y limitar su funcionamiento puede ser importante para evitar la transmisión del virus. Teniendo en cuenta todo esto, la mayoría de los compañeros del turno mañana y el turno tarde tomamos la decisión y hoy no nos presentamos”, comenta un trabajador del sector de evasión, quienes controlan el cobro de boleto en los molinetes.

“Después de mandar tres notas exigiendo insumos, el Cuerpo de Delegados decidió dar plazo de 24hs para que la empresa cumpla con la provisión de elementos y garantice la seguridad de banderilleros. Pero no hubo respuesta. Los insumos nunca llegaron. Así que, para no exponernos más sin protección, decidimos que a partir del 23/03 el sector de banderilleros se quedará en su casa haciendo la cuarentena que ordena el gobierno”.

“Como sabemos, el tren es un servicio esencial en esta situación, es necesario para el traslado de trabajadores de la salud, trabajadores de locales donde se venden alimentos para poder abastecer a la población. Teniendo esa consideración hicimos todos los reclamos correspondientes pero la respuesta de Trenes Argentinos fue el silencio, entonces decidimos suspender nuestras tareas al igual que los sectores de CAP, evasión y boleterías que también estaban en situaciones parecidas y que hoy también el cuerpo de delegados llamó a hacer la cuarentena ante la falta de respuesta”.

Antes del cierre de esta nota, trabajadores del ferrocarril nos hicieron llegar un comunicado recientemente publicado por Trenes Argentinos mediante el cual la empresa amenaza con sanciones a quienes no se hayan presentado a trabajar desconociendo las demandas de los trabajadores y trabajadoras.

A un año del fallecimiento de Sebastián Carranza quien perdió su vida por la desidia patronal y a pesar del cambio de gestión, la respuesta a las exigencias de seguridad e higiene por parte de los trabajadores no pueden hacerse esperar.

Es la organización de los trabajadores, superando la división que tres sindicatos distintos imprimen a los ferroviarios y acercando a quienes trabajan para empresas tercerizadas, la que puede conseguir resultados.

Un buen ejemplo a destacar, es el de los aeronáuticos de la empresa GPS que pusieron en pie una comisión de Seguridad e Higiene independiente de la empresa y del sindicato que se encarga diariamente junto a profesionales solidarios capacitados, de atender las necesidades cotidianas de todos los trabajadores con seguimientos, desinfecciones, evaluación de las condiciones laborales y elaborando las exigencias necesarias a la patronal.


Fuente: La Izquierda Diario