Martes 28 de Enero de 2020

México

Por presuntos actos de corrupción y ausencias, se va el titular del programa Conduce Sin Alcohol de la CDMX

Domingo 15 de Diciembre de 2019

La SSC de la CDMX solicitó la inmediata renuncia del primer oficial Omar Moreno Fernández, luego de ausencias prolongadas y supuestos actos de corrupción por parte de algunos elementos del operativo Conduce sin Alcohol

Este sábado el primer oficial Omar Moreno Fernández, encargado del operativo del programa Conduce sin Alcohol de la Ciudad de México, presentó su renuncia a consecuencia de sospechosas ausencias prolongadas en su área de trabajo.

Así lo difundió la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México mediante una tarjeta informativa, en la cual sin dar más detalles del caso, reiteraron su compromiso de investigar los actos de corrupción, la mala actuación dolosa y el abuso de autoridad por parte de policías.

La SSC, dirigida por Omar García Harfuch, señaló que estos actos “no terminarán en sanciones internas, sino en investigaciones a fondo que deriven en la destitución y la detención de malos elementos”.

Sin embargo, de acuerdo a una narración del periódico Reforma, el fin de semana pasado, del 7 al 8 de diciembre, se registró que tres conductores lograron librarse del alcoholímetro. Esto constituyó un acto de corrupción dentro del operativo después de 16 años de operación, al menos de manera oficial.

Además, se menciona que los tres conductores tardaron tan solo 15 minutos en “arreglarse” con los oficiales encargados en el punto de revisión; incluso que cada pareja que viajaba en los tres vehículos dio mil pesos a las autoridades.

Omar Moreno Fernández se desempeñó en el puesto desde el primero de enero de este año y hasta este viernes. Anteriormente, había estado como Director General de Prevención del Delito.

Al frente del programa Conduce sin Alcohol, que depende de la Dirección Ejecutiva de Aplicación de Programas Preventivos Institucionales, quedará el subinspector, Teodoro Ramos Santos.

Desde el 12 de diciembre y hasta el próximo 6 de enero, el programa se fortaleció con un mayor número de personal y más capacidad de atención, sobre todo en zonas en las que se registra una mayor incidencia de accidentes viales.

El abuso de alcohol ha representado uno de las principales causas de muerte entre los automovilistas de la Ciudad de México. Por ello surgió la implementación de este operativo en 2003, que pese a todo, ha ocasionado una notoria disminución en accidentes. Cifras recientes del INEGI destacan que, en el 2001, antes del inicio del alcoholímetro, se tenían registrados 957 accidentes; en el 2003, durante el inicio de la implementación del programa, 583, y el año pasado, tan solo 119 accidentes.


La SSC instalará módulos de revisión aleatoria en las 16 alcaldías de la ciudad y en un horario extendido para aplicar la prueba de la alcoholemia y evitar que los capitalinos conduzcan en estado de ebriedad.


Estos puntos de revisión se colocan en las noches de fin de semana y en días festivos, pero durante el llamado “Guadalupe-Reyes” funcionará en las mañanas y, en algunas ocasiones, también las 24 horas.

Según el artículo 31 del Reglamento de Tránsito, el límite de alcohol en la sangre para conducir de manera segura (y no ser detenido) es de 0.40 grados, lo que equivale a una copa de vino o una cerveza, más o menos. Si rebasas el límite, serás remitido al Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social, el famoso “Torito”.

En lo que va del 2019, más de 8,000 habitantes de la capital azteca han caído en el Torito por rebasar el límite de alcohol en la sangre mientras conducían, según datos de la SSC de la CDMX. De los 8,937 conductores detenidos, 1,057 son hombres, 869 mujeres y 11 menores de edad.

Pero eso no es todo, aunado al operativo Conduce sin Alcohol, la SSC pondrá en marcha el Operativo Carrusel para controlar la velocidad en la Calzada Ignacio Zaragoza, de Santa Martha a Canal de Río Churubusco; y la Avenida Insurgentes, de Avenida San Jerónimo a Calzada de Tlalpan. Estos tramos fueron identificados como focos rojos por su alta incidencia de accidentes viales (en especial por la noches).

Este operativo consiste en patrullas circulando durante la noche y la madrugada con el fin de evitar carreras y detener a automóviles que circulen a exceso de velocidad.


La explicación sobre el video en el que una policía lanzó un beso a un automovilista que le dijo un piropo

147 mil infracciones y mayor civismo: los resultados el primer trimestre de las Fotocívicas en CDMX

El gobierno de la Ciudad de México eliminó las fotomultas


Fuente: Infobae