Miércoles 11 de Diciembre de 2019

Economía

Por qué las medidas no compensan la fuerte caída del salario real y los mayores costos que ahora tiene las empresas

Miércoles 14 de Agosto de 2019
© Infobae

La devalacuón de más del 20%, no compensada con retenciones de emergencia encareció en esa magnitud los alimentos y productos importados. Los técnicos desestimaron el efecto directo sobre los ingresos y gastos de trabajadores e industriales

El equipo económico aconsejó al presidente Mauricio Macri tomar medidas compensatorias del salto cambiario entre 20% y 23% en dos días, y la escalada de la tasa de interés de referencia en mas de 11 puntos porcentuales, a más de 74% anual. Pero subestimó el impacto directo sobre el poder de compra de los trabajadores y jubilados, como de alza de los gastos de las empresas.

– Bono transitorio de $2.000 para los asalariados registrados en septiembre y octubre. El salario medio de los trabajadores formales se ubicaba en mayo en $33.400, según las estadísticas del Ministerio de Trabajo, mientras que el promedio ascendía a $42.200 por la incidencia de las remuneraciones diferenciales en la industria extractiva, transporte de cargas y bancarios. Mientras que en la franja informal, la media se estima en torno a $25.000, dos salarios mínimos vital y móvil, aproximadamente.

De ahí que el bono de emergencia representa entre un 8% para el trabajador en negro si se asume el supuesto fuerte de que recibirán pleno el aumento, y no una proporción a voluntad del empleador; y de 6% para el salario medio de los registrados, y menos de 5% para el promedio simple de las remuneraciones formales.

Pero no sólo la medida no compensa el previsible salto inflacionario de agosto, por efecto directo de la devaluación de estos días, estimada en torno a 8%, que surge de la tendencia previa de 2,4% por mes, más 5% a 6% de incidencia directa sobre Alimentos y Bebidas, que en la canasta del Indec representa entre 23% en el Área Metropolitana del Gran Buenos Aires, y sube a 35% en el norte del país, y un rango intermedio en el promedio del resto del país. Aunque en el caso de los sectores de ingresos medios a bajos, el peso de los alimentos en su estructura de gastos se eleva a más de 50% del ingreso del hogar.

– Impuesto a las Ganancias: la absorción del pago de hasta $2.000 para los trabajadores de "altos ingresos" alcanzado por el gravamen, unos 2 millones, si se suma al bono salarial de $2.000 en septiembre y octubre, puede llegar a compensar la inflación del trimestre, pero abarcaría a un 10% del total de los ocupados.

– Suba del salario mínimo vital y móvil: se ubica desde marzo en $12.500, y si bien sus efectos directos es de alcance limitado, un aumento arrastra directamente a los costos de las empresas, porque tienen atados los básicos a esa referencia.

– Plan de facilidades de pago de impuestos para las Pymes: la medida siempre es requerida por los pequeños empresarios, que como muchos asalariados "les cuesta llegar a fin de mes", como dijo el Presidente, y por tanto representará un alivio. Pero no hay ninguna medida de alivio de los costos financieros, por la suba de la tasa de referencia del Banco Central de 64% anual a casi 75%; ni por los mayores costos derivados de la devaluación sobre los insumos importados.


El Gobierno decidió mantener su compromiso con el campo de no aumentar las retenciones para poder recibir en pleno el efecto fiscal positivo del mayor cobro de retenciones, pero lo hace al costo de enfrentar un escenario de fuerte aceleración de la inflación y agravamiento de la recesión, por la conjunción de insuficiente recuperación o compensación de la pérdida de compra de los salarios, la licuación del aumento que recibirán en septiembre los jubilados y los mayores costos de las empresas.

Seguí leyendo:

El dólar sube 5% en el microcentro y se vende a 61 pesos en sucursales del Banco Nación

Punto por punto, las 10 medidas que anunció Mauricio Macri

Riesgo País y CDS: el temor a un "default" de Argentina aumenta tras el desplome de los mercados


Fuente: Infobae