Jueves 23 de Mayo de 2019

Inseguridad

Morir por un morral: el absurdo final de un chico de 20 años

Julián Santiago Setrini (20), asesinado de una puñalada en el corazón en Sarandí (Avellaneda), para robarle un morral. En la foto, en el Obelisco, durante los festejos de los hinchas de River por la obtención de la Copa Libertadores.
© Clarín

El ataque, en Sarandí (Avellaneda), quedó filmado y el asesino escapó en bicicleta.

Miércoles 24 de Abril de 2019

El joven de 20 años caminaba con su tía por la vereda. Eran las diez y media de la mañana. El ladrón, parado junto a su bici, esperó a que pasaran por al lado suyo. Justo la mujer se dio cuenta de que se había olvidado algo en su casa y se detuvo. Ahí vio la oportunidad el delincuente: le quiso robar el morral al chico y le tiró un cuchillazo en el corazón. La víctima, Julián Santiago Setrini, murió horas más tarde y el atacante escapó lo más tranquilo.

Todo sucedió el sábado último a las 10.30 en la esquina de Suipacha y Cordero, en Sarandí, partido de Avellaneda. Los vecinos se quejan de que los hechos de inseguridad en la zona son constantes.

"Hoy, 20 de abril, mi hermanito, el más bueno, el hermoso, el más amado, el que la peleó siempre y hasta último momento en este injusto mundo, falleció por una herida causada cuando le intentaban robar. Llegó a mi vida una mañana, de repente, con una caja de bombones, 'te los trajo Julián', me dijeron. Y así, de repente, esta mañana, se fue", le escribió en Facebook su hermana Constanza.

Clarín contactó a la familia de la víctima. "No estamos en condiciones de hablar con la prensa", se excusaron. "Estamos todos destrozados", afirmó su madre, Estela. El agresor, mientras tanto, sigue prófugo.

Otro hermano de la víctima, Rodrigo, posteó una foto de ambos en el estadio Ciudad de La Plata. Julián, que vivía en Quilmes, era fanático de River y habían ido a ver el amistoso que los de Marcelo Gallardo le ganaron por 5-1 a Olimpia de Paraguay en noviembre de 2016. Parte de la familia es de ese país.

"Hermano querido, cuánta falta nos vas a hacer. Todavía no lo podemos creer, es muy difícil poder entender por qué le pasan estas cosas a chicos tan buenos como vos. Me duele el alma, todo el cuerpo y te voy a recordar siempre. No paro de llorar y menos viendo a cada momento esa carita tuya sonriente. La peleaste hasta el final, fuiste un grande siempre y esa última cena que tuvimos no la voy a olvidar jamás", lo despidió.

"Q.e.p.d. hermano mío, me vas a hacer mucha falta realmente, quiero llevar el tiempo atrás para poder defenderte en ese momento, pero no se puede, y ahí estás, esperando a que te podamos despedir en paz. Ay Juliancito, me rompieron el corazón con lo que te hicieron y espero se haga justicia!", completó.

El martes a la noche, ante la presencia de algunos canales de TV, los vecinos protestaron por los asaltos. Una mujer contó que hace dos semanas entraron ladrones a su casa aprovechando que obreros estaban haciendo refacciones.

Un vecino dijo que "roban todos los días a cualquier hora, celulares, cuando van a hacer los mandados, cuando los chicos van a la escuela". Asimismo, otro hombre, Víctor, apuntó: "Cuando salimos lo vi al chico agonizando, lo habían apuñalado y lamentablemente ya era tarde".

Según fuentes policiales, Setrini fue llevado a un hospital e intervenido quirúrgicamente, pero murió poco más tarde.

La investigación del crimen está a cargo de la comisaría 4° de Sarandí y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada en Avellaneda, Departamento Judicial Lomas de Zamora, que conduce Alejandra Olmos Coronel.



Fuente: Clarín
Más artículos