Domingo 16 de Junio de 2019

Sociedad

Pesca del día, proveedores locales y sabores autóctonos: los platos que representan la esencia de José Ignacio

© Infobae

Brótola con espinacas orgánicas, pejerrey con quinoa y ravioles de algas son algunos de los sabores que ofrece la costa uruguaya. Dónde y cuánto cuesta comer las delicias con el espirítu de la aldea de pescadores

Miércoles 16 de Enero de 2019

A 40 kilómetros de Punta del Este, recorriendo la Ruta Nº 10, se encuentra uno de los lugares más privilegiados de la costa uruguaya: el balneario de José Ignacio.

La pequeña península que se divide en dos -la Playa Mansa y la Playa Brava- nació como un lugar para alejarse del movimiento de otros lugares como La Barra. Hoy, esta zona urbanizada es reconocida por su contagiosos sabores que la convierten en un polo gastronómico de excelencia sin perder su espíritu encantador.

El secreto radica en la simpleza de su platos. La pesca en la zona es frecuente y el recurso más elegido por los chefs para elaborar sus aclamadas recetas. A su vez, proveedores locales abastecen a cada espacio con esencia autóctona.

Fusión de ensaladas con productos frescos

Cocinó con el Gato Dumas y Francis Mallman, conquistó paladares en Nueva York, y desde hace más de 5 años Fernando Trocca está al frente de Mostrador Santa Teresita, un lugar que fusiona el espíritu agreste de José Ignacio con el glamour de esta antigua aldea de pescadores.

El lugar es una de las paradas obligatorias de los famosos a la hora de comer.
Aquí no hay menú. "Nosotros no tenemos platos", explicó a Infobae el reconocido chef.

La dinámica es relajada, pero no por eso menos gourmet. "Los cocineros son los encargados de servir a cada uno de los que nos visitan", detalló Trocca.

La propuesta de Mostrador Santa Teresita es variada, aunque la especialidad son las ensaladas. De esta manera, el chef sugiere una combinación fresca de cous cous verde con cilantro y dátiles, más zanahorias al horno de leña con comino y Zaatar. Luego, berenjenas asadas con jengibre y sésamo y asado de cerdo ahumado.

El precio es fijo 750 uruguayos, aproximadamente 23 dólares.

Dirección: Calle Las Garzas, José Ignacio, abierto todas las noches a partir de las 20.30

Ravioles de algas

Un lugar de estilo despojado y uno de los lugares tradicionales de la zona es el restaurante Popei. Fundado por el hijo de un poblador, el lugar se hace llamar "la casa de un pescador" y su cocina se destaca por la pesca fresca.

Con años de trayectoria, temporada tras temporada van renovado su carta sin perder la esencia. Para este 2019, el recomendado es ravioles de algas con salsa de mariscos.

"Un plato sencillo así como es la cocina de José Ignacio. En esa simpleza radica la riqueza", resaltó el dueño del lugar, Diego Machado.

Precio: 450 pesos uruguayos o 15 dólares.

Dirección: Esquina Los Tordos y Las Garzas, José Ignacio

Pejerrey a la parilla

El matrimonio de Santiago Rivero y Silvia Alegre ideó un espacio en el bosque de la península de José Ignacio que representa los valores de la costa uruguaya.

En La Olada todas las noches la magia de la cocina fluye alrededor del calor del horno de barro y el fuego de la parrilla.

Hace tres años que los propietarios trabajan con proveedores locales para crear platos de autor. Según explicaron a Infobae, la consigna es "apostar a excelentes productos frescos de la zona, la huerta orgánica propia, la calidez del lugar y el servicio muy personalizado".

De esta manera, el chef agasaja a sus clientes con un delicioso pejerrey a la plancha acompañado de espinacas, una especie de homenaje a la naturaleza de las playas.

El postre más destacado -otro gran protagonista de la mesa de verano- es un clásico flan de dulce de leche

Precio: 590 uruguayos o 18 dólares.

Dirección: Ruta 10, km181 50 La Juanita, José Ignacio

Brótola con quinoa

Es referido por algunos como "la casa del árbol" por su ambientación rústica en el medio de la vegetación natural. "Cenar en Namm es sentirse en el paraíso, es un lugar muy íntimo y acogedor. El fuego, las velas y la sensación de paz y tranquilidad te dejan bien dispuesto a disfrutar una cena con amigos en las palapas sobre el fogón central", describió Juan Pablo Clerici, director ejecutivo del restaurante, uno de los más elegidos de la temporada.

Ya en el interior, Namm ofrece un ambiente cálido y una cocina variada que va desde la tradicional japonesa -el sushi es la estrella de este lugar- hasta exquisiteces con pescados crean una experiencia única.

Entre su menú diverso, se destaca la "brótola fresca acompañada de quinoa con espinacas y gajos de pomelo y naranja condimentada con vinagreta de verjus y oliva", una creación del jefe de cocina Fabrizio Sergio.

Precio: 790 uruguayos o 24 dólares
Dirección: Ruta 10, km. 185, José Ignacio

Pejerrey de Laguna Garzón

"Es realmente fabuloso cómo se encuentra la real esencia de José Ignacio, con la calidez del entorno y belleza de sus verdes y azules entrelazados", dice Mario Carroscia, dueño del parador La Susana.

Este espacio es el plan perfecto para disfrutar de un buen trago y sabores gourmet para contemplar la caída del sol.

Entre sus recomendaciones se encuentran los pejerreyes de la Laguna Garzón, con una ensaladita de quinoa y tomates confitados. Es un plato muy representativo de la zona, ya que proviene de las lagunas José Ignacio.

"El pejerrey es un pescado muy noble, fácil de comer, ya sea frito, a la plancha o entre crudos. Marida a la perfección con la quinoa y los tomates confitados", detalló el chef Marcelo Betancourt

Precio: 590 uruguayos o 18 dólares.

Dirección: Ruta 10 km 182,5 José Ignacio

SEGUÍ LEYENDO:

Exclusivo para Infobae: Pico Mónaco abre las puertas de su restaurante en Punta del Este



Fuente: Infobae
Más artículos