Lunes 21 de Enero de 2019
Esto está pasando ahora: Verano 2019 Hantavirus Nisman Dólar Elecciones 2019

En Nueva York

Un parque sobre el río Hudson comienza a tomar forma

El magnate del entretenimiento Barry Diller y su esposa, Diane von Furstenberg, están invirtiendo 250 millones de dólares en el parque. (Chang W. Lee/The New York Times)
© Clarín

Algo extraño se está levantando en las aguas del río Hudson. Es verde, futurista y costoso.

Viernes 11 de Enero de 2019

Se trata de la Isla Diller, un parque y escenario artístico que está siendo construido sobre pilotes a lo largo del West Side de Manhattan.

Formalmente conocido como el Muelle 55, se anticipa que sea i­­naugurado en 2021.

El Muelle 55 ya ha atraído atención por su costo de 250 millones de dólares, que está siendo pagado por el magnate del entretenimiento Barry Diller y su esposa, la diseñadora de modas Diane von Furstenberg.

El proyecto también era conocido por su estatus intermitente, con un Diller frustrado abandonándolo brevemente en 2017 tras una férrea batalla con un grupo opositor.

Sin embargo, está nuevamente en marcha y, tras siete años de planeamiento y maniobras burocráticas, el parque ha empezado a tomar forma.

En diciembre, los trabajadores empezaron a instalar soportes de hormigón conocidos como maceteros, que le dan al parque su diseño inusual.

También contará con un anfiteatro de 700 butacas para música, danza y teatro.

El diseñador británico Thomas Heatherwick concibió una plataforma ondulante de una hectárea que se eleva del río, apoyada en todo el perímetro por montones de maceteros con forma de copa de champagne que brotan de pilotes colocados en el lecho del río.

Los maceteros son una característica insignia de la estructura del parque y sirven como enormes recipientes de plantas que ayudan a formar las secciones inclinadas del parque. Los maceteros más grandes tienen unos 9 metros de alto y pesan más de 90 toneladas.

Visualmente, el parque parecerá descansar sobre los 132 maceteros.

Dos pasos peatonales conectarán al parque con la orilla y lo integrarán al Parque Hudson River a lo largo de la ribera desde Lower Manhattan hasta Midtown.

Desde los inicios del parque, hace siete años, su presupuesto ha crecido de 35 millones a 250 millones de dólares, principalmente por la complejidad del diseño y una disputa legal por su ubicación en un estuario.

Sus oponentes entablaron demandas y criticaron el hermetismo en torno al proyecto, llamándolo una amenaza ambiental, un patio de juegos para ricos y un monumento al ego de un multimillonario.

En 2017, tras cinco años de diseño e ingeniería, así como una campaña para asegurar apoyo local, Diller suspendió el proyecto, sólo para reavivarlo meses después cuando el gobernador Andrew M. Cuomo negoció un acuerdo para ayudar a resolver la disputa.

“Era un regalo para la ciudad y la gente de NY, y entonces, el que se opusieran a ello por lo que resultó ser motivos obtusos que no tienen nada que ver con el interés público, fue devastador”, expresó Diller, subrayando que Cuomo y el alcalde Bill de Blasio apoyan el parque.

“Podría ser lo único en lo que ambos parecen coincidir totalmente”, dijo Diller.



Fuente: Clarín
Más artículos