Sábado 23 de Febrero de 2019

Mejora el frente financiero

El Banco Central estrenó su sistema y con el dólar en baja compró US$ 20 millones

Cotización del dólar en casas de cambio la City. Foto: Andrés D’Elia
© Clarín

El tipo de cambio perforó el piso de la banda cambiaria y el BCRA llamó a licitación, como está previsto en el esquema que rige desde octubre. El dólar cayó a $ 38,16.

Viernes 11 de Enero de 2019

A casi 100 días de haberse estrenado la nueva política monetaria y el sistema de bandas cambiarias, el Banco Central activó este jueves por primera vez el mecanismo de intervención, diseñado para que el BCRA compre dólares cuando el valor de la divisa perfora un piso determinado, o para que venda dólares cuando dicho valor supera un techo.

Con el dólar en baja, finalmente, el Central armó una licitación para comprarle al mercado 20 millones de dólares a un precio de $ 37,305. Como contraparte de la intervención de compra, el BCRA inyectó $746,1 millones de pesos al mercado. Desde mayo del 2017 el Banco Central no compraba dólares en el mercado.

Pese a la intervención oficial, el dólar terminó bajando: en el mercado minorista cerró a $ 38,16 en promedio, 33 centavos por debajo de los $ 38,49 del miercoles. En el mayorista, el que toma como referencia el Central para sus intervenciones, cerró en $ 37,09.

En el Central explicaron que, tal como contempla el esquema, los pesos inyectados por este tipo de compras incrementan la meta de base monetaria, es decir que el Central permite mayor circulante de pesos, lo que debería derivar, eventualmente, en una baja de las tasas de interés. Justamente ayer el Central logró recortar la tasa que paga por la absorción de pesos mediante emisión de Leliqs. Ayer la tasa quedó en 58,46%.

La discusión por la baja de la tasa de interés sigue instalada, sobre todo entre los empresarios, que reclaman un abaratamiento del crédito para empujar una más rápida salida de la recesión.

Ayer, el ex titular del Banco Central, Martín Redrado, expresó su opinión sobre este tema en su cuenta de twitter. “Con un dólar que perfora el piso de la banda cambiaria, el Banco Central debe bajar más rápido la tasa de interés de las Leliq”.

En el Central conocen y están al tanto de esta discusión, desde ya. Pero recuerdan que la prioridad del organismo monetario es hacer todo lo posible para bajar la inflación, que es la prioridad del Gobierno. La estabilidad cambiaria es una herramienta principal. Se espera que la inflación orille el 2,5% en enero.

Pero qué fue lo que ocurrió ayer. Luego de arrancar en alza, el dólar mayorista se dio vuelta ayer y empezó a caer. Cuando cruzó la banda de forma permanente, el Central anunció la subasta. El piso de la banda de no intervención cambiaria era ayer de $ 37,35. Ese piso se va elevando día a día a un ritmo mensual del 2%. Esa pendiente está fijada hasta el 31 de marzo. Si bien días atrás el precio del dólar había traspasado el límite inferior, el Central no había salido a comprar. Pero ayer decidió el llamado a licitación tras comprobar que las operaciones que se estaban pactando debajo de la zona de no intervención habían alcanzado un volumen significativo.

En el Gobierno reconocen que el buen clima que se está observando en los mercados financieros obedece, en buena medida, a la calma que se estableció a nivel global a partir de que la Reserva Federal de los Estados Unidos dio señales clara de que moderará el ritmo de suba de las tasas de interés de política monetaria. En el mercado dan por hecho que tal vez todo 2019 transcurra sin nuevas subas de las tasas, cuando unos meses atrás se temían tres o hasta cuatro subas a lo largo de este año.

A nivel local, lo que se espera es una abundancia de dólares. El Tesoro arranca el año con un excedente de 9.000 millones. Y la buena cosecha garantizaría la oferta de divisas que faltó en 2018, por la brutal sequía.

En este escenario, los bonos volvieron a recuperar y el riesgo país, que había cerrado 2018 en niveles de 830 puntos, cerró en 708 puntos. Este indicador sube cuando los bonos argentinos en dólares bajan en Estados Unidos y marca la diferencia entre la deuda argentina y los títulos norteamericanos a 10 años.

La baja del dólar se produce por una baja demanda, el ingreso de divisas, un fenómeno impulsado por la buena recepción que tuvo en la región en términos de mercado la asunción de Jair Bolsonaro en Brasil y la ya mencionada decisión de la Reserva Federal de ir más lento con la suba de tasas. Esto hizo que más fondos decidieran dirigirse nuevamente a los mercados emergentes.



Fuente: Clarín
Más artículos