Lunes, 17 de Diciembre de 2018

Play TV

Rutina nocturna de yoga: las posturas 'relax' para hacer antes de dormir

Esta rutina es ideal para relajar la mente y el cuerpo luego de un largo día. Además de liberar las tensiones, ayuda a la postura, contrarresta los dolores de cuello, ciático y hombros, generando un sueño profundo

La práctica del yoga sirve para relajar la mente luego de la rutina del día y liberar cualquier tensión física dentro del cuerpo, promoviendo una noche de sueño profundo.

Una rutina nocturna reparadora es una excelente manera de contrarrestar el estrés diario. Por eso, en el video de hoy se muestran distintas posturas para practicar a diario y mejorar la columna vertebral y los hombros, además de fortalecer la parte inferior de la espalda.

A su vez, se notará una mejora en la digestión y en la circulación. También, se alivian tensiones, dolores del cuello y ciático. Por eso, hay que tener en cuenta la lentitud y la quietud, que facilitará la relajación de todo el ser.

Ejercicios en el piso o en la cama

Lo primero que hay que hacer es llevar las manos hacia las rodillas, inhalando y abriendo el pecho. Luego exhalar, dejando caer la columna hacia atrás, liberando la tensión en la columna. Siempre inhalando y exhalando lento y suave.

Lentamente, dejarse caer hacia el piso, llevando una rodilla al pecho -sin olvidarse de inhalar y exhalar-, y con la mano contraria tomar esa rodilla y abrir el brazo hacia el costado, dejando caer la rodilla hacia el lado contrario, generando así, una torsión leve y suave para aflojar la columna.

Luego se vuelve al centro y hacer lo mismo para el otro lado, siempre teniendo conciencia de la respiración. También, se puede llevar ambos brazos y piernas hacia arriba, estirándolos y moviendo las muñecas y los tobillos de lado a lado.

Luego, haciéndolo despacio, volver a llevar las rodillas al pecho, y llevar la frente al pecho. Colocarse en posición bolita y cargar energía. Luego, soltarla con la exhalación, cayendo hacia la cama o el piso.

Por último, llevar las manos hacia la panza y, simplemente, inhalar y exhalar, tranquilizando la mente, el cuerpo y el espíritu.

Un buen descanso es la mejor preparación para el próximo día. Por eso,
realizar estas asanas de yoga ayudarán a conciliar el sueño eficazmente. Elegir terminar el día de esta manera es muy bueno porque uno se libera de la vorágine y permite volver a conectar con uno mismo.



Fuente: Infobae
Más artículos