Sábado, 15 de Diciembre de 2018

Ciencia

Harvard apuesta a la misma técnica de modificación genética para humanos por la cual critican a He Jiankui

El decano de la Faculta de Medicina de la Universidad de Harvard, donde un especialista austríaco trabaja en la manipulación genética en espermatozoides, considera que lo que el científico chino hizo fue un giro equivocado en el camino correcto

A pesar de la condena de numerosos genetistas en todo el mundo al experimento del chino He Jiankui, gracias al cual nacieron gemelas con una alteración genética con la intención de inmunizarlas contra el virus del sida, en Estados Unidos están a punto de comenzar ensayos similares.

El Instituto de Células Madre de la Universidad de Harvard ya está trabajando en los preparativos para modificar genes en espermatozoides con el fin de crear seres humanos con riesgo mínimo de sufrir el Mal de Alzheimer, reporta la Revista del Instituto Técnico de Massachusets, MIT por sus siglas en inglés.

Las pruebas están bajo la dirección del doctor Werner Neuhausser, quien le dijo a la revista que comenzará a usar la técnica de manipulación genética conocida como CRISPR para mostrar si es posible la creación, mediante la fertilización in vitro, de bebés menos expuestos a la terrible enfermedad.

Es la misma técnica usada por el chino He, con la diferencia de que Harvard no llegará a la fase de embriones, y mucho menos de embriones implantados en el útero de la madre para que nazca una bebé o un bebé. Al menos no lo hará en el corto plazo.

Los espermatozoides salen de una clínica de fertilización in vitro de Boston, de acuerdo con la nota escrita por Antonio Regalado en la revista de MIT.

A pesar de las diferencias hasta ahora, los resultados serían en todo caso los mismos: bebés que se gestaron y nacieron con una modificación en la estructura esencial de sus organismos. La pregunta, dice Regalado, es si la sociedad está dispuesta a aceptar niños así para prevenir enfermedades.

La comunidad científica ha rechazado masivamente el experimento de Jiankui. Le reprochan su falta de ética y de transparencia, y el hecho de que por haberlo conducido sin el rigor médico suficiente pudo haber puesto en peligro a las criaturas que pretende salvar del peligro del sida.

Sin embargo, a la larga, el resultado de los experimentos que iniciará Harvard en breve será básicamente el mismo. La tecnología para hacerlos ya fue creada y se perfecciona día a día para hacerla más segura. Por lo tanto, dice la revista de MIT, sólo falta que las condiciones para llevarlos a cabo hasta el final, hasta el nacimiento de los bebés, se justifiquen, lo que debe ocurrir pronto.

Para sorpresa de muchos, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, George Daley, no se sumó al coro de críticos de He. Sólo dijo que sus acciones eran un giro equivocado en el camino correcto.

"El hecho de que la primera modificación genética de la línea germinal humana se presente como un mal paso no debe llevarnos a hundir la cabeza en la arena", declaró Daley. "Es hora de empezar a discutir cuál será el mejor camino para llegar a la consumación clínica".

En el Segundo Congreso de Modificación Genética Humana, celebrado en Hong Kong y donde He expuso los resultados de su experimento, Daley se opuso a condenarlo. Otros pidieron prohibir la técnica, pero él dijo que debería avanzar.

"Está muy claro que esta es una tecnología científica transformadora con la capacidad para un gran uso médico", dijo Daley.

En la lista de genes potencialmente modificables que da el Dr. Neuhausser está CCR5, el mismo que alteró el chino He en su experimento para que nacieran las gemelas. Las mutaciones de laboratorio podrán eliminar las que causan el cáncer infantil o la fibrosis quística, y hasta se puede proteger a los niños contra enfermedades comunes.

Neuhausser es austríaco, y trabaja en Harvard con el investigador Denis Vaughan. En las próximas semanas van a modificar en espermatozoides el gen ApoE, vinculado con el Alzheimer. Una persona que herede dos copias de la versión de alto riesgo del gen tiene alrededor de 60% de peligro de contraer el Alzheimer.

Según él, no va a pasar mucho tiempo antes de que los embriones de seres humanos sean analizados, escogidos y en ciertos casos modificados mediante CRISPR para dar lugar a un embarazo.

"En el futuro la gente irá al hospital, se someterán a pruebas genéticas y tendrán el bebé más sano que puedan tener", dice Neuhausser. "Creo que todo el campo se moverá de la fertilidad a la profilaxis de la enfermedad".

El especialista admite que habrá quienes usen la técnica para darles a sus bebés un color de ojos preferido, pero que eso no debe frenar a quienes como él buscan formas de crear seres humanos más saludables, reporta la revista.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Desapareció He Jiankui, el científico chino que creó los bebés editados genéticamente

El análisis de MIT sobre el anuncio del científico chino que modificó dos bebés genéticamente



Fuente: Infobae
Más artículos