Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Esto está pasando ahora: Dolar CGT Mauricio Macri Inflacion G20

Mundo

Ciertos smartphones chinos "bajo costo" vendidos en mercados emergentes recolectan datos de sus usuarios

El auge de los teléfonos inteligentes de bajo costo podría tener consecuencias impensadas para los usuarios en economías en desarrollo

La promesa de conectividad móvil accesible podría tener repercusiones ocultas que millones de propietarios de smartphones de bajo costo alrededor del mundo desconocen por completo. Al menos eso es lo que asegura una investigación del periódico The Wall Street Journal en la que se explora el uso de aplicaciones ocultas en los teléfonos de fábrica para recolectar datos de usuarios, sin que estos lo sepan.

Una de las apps destacadas, incluida en cientos de miles de smartphones Singtech P10 fabricados en China y vendidos en mercados emergentes como Myanmar y Cambodia, envía la ubicación exacta de su dueño, además de otros detalles, a una firma de publicidades móviles con base en Taiwan de nombre General Mobile Corporation, pero mejor conocida como GMobi.

Pese a proveer sus servicios a más de cien fabricantes de smartphones, GMobi se niega a especificar con qué compañías trabaja actualmente, más allá de que en su sitio web figuran logos de colosos tecnológicos de la talla de Huawei y Xiaomi. Representantes de ambas firmas citados por el WSJ aseguran que nunca se asociaron con GMobi y que no planean trabajar con ellos en el futuro.

La compañía, que también posee una subsidiaria en Shanghai, asegura que utiliza la información recopilada para poder colocar publicidades a medida en los teléfonos inteligentes y que, de vez en cuando, comparte dichos datos con los fabricantes de los dispositivos para ayudarles a que conozcan más acerca de su compradores.

Según consigna el WSJ, la aplicación también ha sido identificada en smartphones vendidos en mercados sudamericanos como Brasil, además de en modelos de otras marcas de teléfonos fabricados en China y la India. Todos estos territorios comparten el hecho de que carecen o tienen legislación relativamente laxa en lo que respecta a la privacidad online de sus habitantes.

Expertos en seguridad informática citados en el artículo aseguran que dichos mercados se convierten en objetivos codiciados por aquellos que buscan "cosechar" información personal de millones de usuarios sin tener que enfrentar potenciales consecuencias a nivel legal o multas económicas.

Por su parte, los fabricantes de teléfonos de bajo costo que son configurados de fábrica con la aplicación de GMobi, aseguran que esta les permite enviar actualizaciones de software a sus dispositivos sin costo alguno, algo que resulta un beneficio importante si se tiene en cuenta que estos aparatos permiten que millones de personas que no pueden acceder a un modelo de gama media o alta, puedan tener una conexión a Internet.

"Si los usuarios quieren disfrutar de un servicio de Internet gratis, tendrán que sufrir un poco para poder recibir mejores publicidades hechas a su medida" compartió al WSJ en un confuso mensaje la vocera de GMobi.

Expertos aseguran que dichas aplicaciones explotan a las economías en desarrollo y a los individuos que no pueden costear mejores dispositivos mediante los cuales no sean rastreados constantemente, además de que su información personal es recolectada y vendida a terceros sin su autorización o beneficio económico.



Fuente: Infobae
Más artículos