Sábado 4 de Abril de 2020

Otra vez en problemas

Vestido de nazi sacó fotos a chicos de un colegio judío y ahora amenaza a mujeres

Lunes 7 de Mayo de 2018
El año pasado, en el momento de la detención cerca de la sede de la ORT en Almagro. El hombre ahora amenaza a mujeres. (Archivo)
© Clarín

Gustavo Bolla pasó algunos meses en un neuropsiquiátrico tras el episodio en las inmediaciones de la ORT. Ahora los problemas son con sus vecinas: "Me vengaré de todas las mujeres", dice.

Un vecino de Caballito que hace menos de un año fue noticia por ir vestido de nazi y filmar a alumnos de una escuela judía hoy vuelve a ser noticia, esta vez por amenazar a mujeres.

Gustavo Bolla fue denunciado el año pasado luego de ser detectado merodeando la escuela ORT de Almagro vestido con simbología nazi. Tras la denuncia, el hombre pasó algunos meses internado en un neuropsiquiátrico.

Ya de vuelta en su casa y en el barrio, volvieron los problemas. Las vecinas salieron a denunciar que el hombre las amenaza en las redes sociales con mensajes sexuales o violentos. “Se acerca el día D, en el que me vengaré de todas las mujeres”, dijo el hombre, según la denuncia que hicieron las vecinas. “Las féminas son todas las reverendas perras”, escribió el hombre. Su primera intimidación fue a través de la cadena de mails de los miembros del consorcio.


A partir de estos hechos se radicó una denuncia y se produjo un allanamiento en la vivienda del hombre en la calle Senillosa al 400. Las vecinas están inquietas, porque pese a que el hombre tenía en su puerta pegados carteles con mensajes de contenido sexual –en su mayoría destinados a vecinas-, no hubo ninguna medida adicional.

“A pesar de encontrar ropa interior femenina, pornografía adulta e infantil, la fiscal no hizo nada”, contó una vecina al diario Crónica. "Hemos implorado un montón a la fiscal para que hiciera algo pero no avanza en la investigación. La policía vino, sacó esos papeles pero él volvió a pegar otros, ahora amenazando a una familia judía", contó otra mujer.


Fuente: Clarín