Miércoles 26 de Febrero de 2020

El caso Nahir Galarza

Crimen en Gualeguaychú: buscan reconstruir cómo era el vínculo entre Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo

Viernes 5 de Enero de 2018
© La Nación

Según informaron a LA NACION fuentes de la investigación, se solicitó a Migraciones los registros entre 2015 y 2017, entre otras medidas

Reconstruir la relación entre Fernando Pastorizzo y Nahir Galarza es lo que intenta por estas horas hacer la Justicia de Entre Ríos, cuando ya pasó una semana del crimen del joven a manos de su exnovia. Para ello, además de los peritajes que se harán a los celulares de la expareja, la Justicia pidió a Migraciones los registros de salidas e ingresos al país de ambos chicos entre 2015 y 2017.

"Se pidió a migraciones saber las salidas de los chicos entre 2015 y 2017. Más allá del viaje a Brasil en el 2015, queremos saber si alguna otra vez estuvieron juntos fuera del país", detalló a LA NACION uno de los investigadores, que también adelantó que los celulares serán peritados en Paraná.

En tanto, la defensa de Galarza, la joven de 19 años, apeló hoy la prisión preventiva por 60 días que le impuso la Justicia y solicitó el arresto domiciliario, según informó hoy el juez de Garantías que interviene en la causa, Guillermo Biré. La decisión quedó en manos de la Cámara del Crimen de Gualeguay, con jurisdicción en la zona, que analizará la semana que viene el pedido y tiene un plazo máximo de diez días para decidir si le otorga la prisión domiciliaria a la joven estudiante de abogacía.

Mientras, la joven permanece alojada en la la comisaría de Menores y de la Mujer de Gualeguaychú, donde fue visitada el miércoles por sus padres según detallaron Marcelo y Yamina a LA NACION. "La vimos quebrada, destruida", dijeron y explicaron que solo puede recibir visitas dos días a la semana y por dos horas.

El hecho se descubrió el 29 de diciembre pasadas las 5 de la madrugada, cuando Pastorizzo fue hallado agonizando en la calle General Paz al 300 de Paraná con dos balazos, uno en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.


El joven murió poco después y, si bien Galarza primero declaró como testigo y dijo que había visto por última vez a su exnovio la noche anterior, luego se fueron sumando pruebas que apuntaron a la joven. Galarza fue detenida y confesó ser la autora del crimen.

Inicialmente, Galarza fue alojada en la sala de asistencia psiquiátrica del hospital Centenario a pedido del fiscal, que evaluó que estaba en estado de shock al confesar el hecho.

A pesar de los indicios, la querella no descarta la presencia de una tercera persona. "No se descarta que, eventualmente, con el desarrollo de la investigación, pueda llegar a haber algún otro partícipe en el plan delictivo", dijo ayer a la prensa Sebastián Arrechea, abogado del padre de Pastorizzo, aunque aclaró que por el momento no cuentan con "las evidencias" para demostrarlo.

"Nosotros entendemos que hubo un plan delictivo de la imputada (Nahir Galarza) que se concretó y terminó con este desenlace. Entendemos que hubo un plan meticulosamente realizado pero tenemos que profundizar la investigación", indicó.

LA NACION consultó al fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa, sobre los dichos de la defensa y el funcionario judicial fue contundente: "Imposible que hubiera una tercera persona en el lugar. Eso está descartado".


Fuente: La Nación