Martes 26 de Mayo de 2020

Metió muchos cambios pero se quedó en punto muerto

Viernes 8 de Septiembre de 2017
© Diario Popular

Independiente rescató un empate con sabor a poco en su visita con seis titulares menos a Bahía Blanca. Gabbarini, el arquero de Olimpo y ex Diablo, fue la figura tapando varias pelotas de gol, en un partido bastante entretenido.

Ariel Holan apostó poco pero perdió mucho. Su equipo trajo un solo punto de Bahía y uno de los que eligió preservar, Martín Benítez, terminó entre algodones. Independiente, con buena parte de sus pensamientos puestos en el partido del martes ante Atlético Tucumán por Copa Sudamericana, empató con Olimpo 1 a 1 con lo que no pudo darle continuidad a su debut triunfal en la Superliga.

La historia comenzó complicada para Independiente, porque Olimpo salió resuelto a no respetar sus antecedentes y lo apretó bien arriba, con Tomás Costa ganando la escena en el medio y generando muchas complicaciones a la defensa del Rojo que, a causa de la permeabilidad que mostraban en el medio Nery Domínguez y el Torito Rodríguez, no hacía pie.

Vila avisó con un tiro frontal que se fue por arriba tras un centro desde la derecha al corazón del área y, al rato, Costa probó de lejos y exigió una gran reacción de Campaña para volcar la pelota en el corner. Pero Olimpo no aprovechó esos bríos de la primera media hora y, al no lastimar, le permitió a Independiente ir corrigiendo su orientación. De a poco empezó a manejar más la pelota, Blanco creció, Meza participó más y Leandro Fernández, que era el más activo en ataque, tuvo su premio al abrir el marcador con una gran definición de zurda tras un ataque armado por el Torito, con toque atrás de Albertengo.

Y antes del entretiempo pudo ponerse 2 a 0 arriba con una combinación entre Fernández y Sánchez Miño; la pelota terminó adentro pero el asistente levantó la bandera marcado un off side que no quedó claro.

En la segunda parte, con Independiente mucho mejor plantado, pareció que la historia se definiría en favor del equipo de Holan. Un gran pase de Fernández dejó solo a Blanco quien remató de derecha y Gabbarini apareció por primera vez con una gran atajada.


El arquero -surgido en el Rojo- volvería aparecer varias veces para transformarse en el jugador clave de la noche: le tapó un zurdazo a Fernández (en el rebote Benítez la tiró por arriba); manoteó un zapatazo de Rodríguez sobre el travesaño; le tapó a Meza un mano a mano tras centro de Jonás Gutiérrez y mandó al corner un tiro de Barco que se había desviado en un compañero. En medio del unipersonal del arquero, Olimpo había alcanzado el empate en una corrida de Vila tras un pase largo de Nasuti que encontró a la defensa roja en línea y sin reacción. Decepción para Independiente y premio para un Olimpo con mejor semblante que el que había dejado en su debut.

Por la tercera ficha de la Superliga, el conjunto de Avellaneda recibirá a Lanús en el Estadio Libertadores de América, mientras que los de Bahía Blanca visitan Rosario para enfrentar a Newell’s en el Estadio Marcelo Bielsa.


Fuente: Diario Popular